34
Dina, la hija de Jacob y Lea, fue a visitar a algunas de las mujeres locales. Siquem, hijo de Hamor el heveo, el gobernante de esa zona, la vio. La agarró y la violó. Sin embargo, luego se enamoró profundamente de Dina y trató de que ella también lo amara. Fue y le pidió a su padre, “Trae a esta joven para que me case con ella”.
Jacob descubrió que Siquem había violado* “Violado”: La palabra usada aquí está vinculada con ser impuro. a su hija Dina, pero como sus hijos estaban lejos cuidando los rebaños en los campos no dijo nada hasta que volvieron a casa. Mientras tanto, Hamor, el padre de Siquem, llegó para hablar con Jacob. Cuando los hijos de Jacob regresaron de los campos se molestaron mucho al oír la noticia y se enojaron mucho porque Siquem había hecho algo indignante en Israel al tener relaciones sexuales con la hija de Jacob, algo que nunca debería hacerse.
Hamor les dijo: “Mi hijo Siquem está muy enamorado de su hija y de su hermana Dina. “Su hermana Dina”: añadido para mayor claridad, pues Hamor se está dirigiendo tanto a Jacob como a los hijos de Jacob. Please allow him to marry her. De hecho, podemos tener más matrimonios. Pueden darnos a sus hijas y pueden tener a nuestras hijas. 10 Puedes vivir entre nosotros y establecerte donde quieras. Podéis ir donde queráis y comprar tierras para vosotros mismos”.
11 Entonces el propio Shechem habló y le dijo al padre y a los hermanos de Dina: “Por favor, acéptenme a mi y a mi propuesta, y haré lo que me pidan. 12 Puedes poner el precio de la novia tan alto como quieras, y yo lo pagaré junto con todos los regalos que daré. Sólo déjame tener a la chica para poder casarme con ella”.
13 Los hijos de Jacob no fueron honestos cuando le contestaron a él y a su padre Hamor porque Siquem había violado a su hermana Dina. 14 Les dijeron: “¡No podemos hacer esto! No podemos permitir que nuestra hermana se case con un hombre que no está circuncidado. Eso nos traería la desgracia. 15 Sólo lo aceptaremos con esta condición: todos ustedes deben ser circuncidados como nosotros. 16 Entonces os daremos nuestras hijas y tomaremos vuestras hijas, y viviremos entre vosotros y nos convertiremos en una familia. 17 Pero si no estáis de acuerdo con nosotros en que debéis circuncidaros, entonces tomaremos a nuestra hermana y nos iremos”.
18 Hamor y su hijo Siquem estuvieron de acuerdo con lo que se propuso. 19 El joven Siquem no perdió tiempo en arreglar esto porque estaba encaprichado con la hija de Jacob, y se le consideraba la persona más importante de la familia de su padre. 20 Hamor y Siquem fueron a la puerta del pueblo y hablaron con los otros líderes allí.
21 “Estos hombres son nuestros amigos”, les dijeron. “Hagamos que vivan aquí en nuestro país y permitámosles ir a donde quieran, es lo suficientemente grande para todos ellos también. Podemos tomar a sus hijas como esposas, y podemos darles nuestras hijas para que se casen. 22 Pero sólo aceptarán esto con una condición: sólo se unirán a nosotros y se convertirán en una familia si cada hombre de entre nosotros es circuncidado como ellos. 23 Si eso ocurre, ¿no acabarán perteneciéndonos todo su ganado y sus propiedades, todos sus animales? Sólo tenemos que estar de acuerdo con esto y ellos vendrán a vivir entre nosotros”.
24 Todos los que estaban en la puerta del pueblo estaban de acuerdo con Hamor y Siquem, así que todos los hombres del pueblo fueron circuncidados. 25 Tres días después, mientras aún sufrían dolor, Simeón y Levi, dos de los hijos de Jacob y los hermanos de Dina, llegaron con sus espadas a la ciudad. Sin oponerse, mataron a todos los hombres. 26 Mataron a Hamor y a Siquem con sus espadas, tomaron a Dina de la casa de Siquem y se fueron.
27 Los otros hijos de Jacob llegaron, robaron los cadáveres y saquearon la ciudad donde su hermana había sido violada. 28 Se llevaron sus ovejas, cabras, ganado y burros. Tomaron todo lo que había en el pueblo y en los campos, 29 es decir, todas sus posesiones. Capturaron a todas sus mujeres y niños, y saquearon todo lo que había en sus casas.
30 Pero Jacob criticó a Simeón y a Leví, diciéndoles: “¡Ustedes me han causado muchos problemas! Han hecho que sea como un mal olor entre los habitantes de este país, entre los cananeos y los ferezeos. Sólo tengo unos pocos hombres, y si esta gente se reúne para atacarme, yo y toda mi familia seremos aniquilados”.
31 Pero ellos respondieron: “¿Deberíamos haber dejado que tratara a nuestra hermana como una prostituta?”

*34.5 “Violado”: La palabra usada aquí está vinculada con ser impuro.

34.8 “Su hermana Dina”: añadido para mayor claridad, pues Hamor se está dirigiendo tanto a Jacob como a los hijos de Jacob.