Sofonías
1
Este es el mensaje que el Señor le dio a Sofonías. Él era el hijo de Cusí, hijo de Guedalías, hijo de Amarías, hijo de Ezequías.* Probablemente el rey Ezequías, uno de los antiguos reyes de Judá. Esto pasó cuando Josías, hijo de Amón, era rey de Judá.
Yo destruiré por complete todo de la faz de la tierra, declara el Señor. Yo destruiré a toda persona y animal, destruiré a las aves del vielo, y los peces del mar. Acabaré Literalmente, “obstáculos,” lo que hace que el significado no esté claro. con los malvados, y destruiré a la raza humana de la faz de la tierra. Golpearé Literalmente, “extenderé mi mano contra.” a Judá y a todos los que viven en Jerusalén. Además destruiré todo lo que queda de su culto a Baal, junto con sus sacerdotes paganos para que hasta sus nombres sean olvidados.§ Implícito. Destruiré también a los que suben a las azoteas para inclinarse ante el sol, la luna y las estrellas. Ellos también se inclinan y juran fidelidad al Señor, pero lo mismo hacen con Milcón.* O “Molec,” un dios pagano. Destruiré a os que una vez adoraron al Señor y dejaron de hacerlo. Ellos no buscan al Señor ni piden mi ayuda.
¡Callen ante el Señor Dios! Porque el día del Señor está cerca: el Señor ha preparado un sacrificio consagrado a sus invitados. En este contexto, Israel es el sacrificio, y los babilonios son los “invitados.” Entonces, en el día del sacrificio del Señor yo castigaré a los oficiales y a los hijos del rey, y a los que siguen los caminos paganos Literalmente, “los que se visten con ropas extranjeras.”. También castigaré a los que saltan por encima del umbral.§ Se debate sobre este significado. Algunos piensan que era una costumbre pagana (ver, por ejemplo, 1 Sam. 5:4-5). Otros lo vinculan con el siguiente versículo y lo ven como un deseo de robar a los pobres. Ese día castigaré a los que llenan las casa de sus amos con violencia y engaño. 10 Ese día, declara el Señor, un grito de lamento saldrá de la Puerta del Pez, un lamento saldrá del Segundo Barrio, y un fuerte estrépito de las montañas. 11 Los que viven en el Barrio del Mercado* Literalmente, “El mortero.” se lamentarán porque los mercaderes Literalmente, “el pueblo de Canaán.” estarán destruidos, así como los que comercian la plata. 12 En ese tiempo, buscaré por toda Jerusalén con lámparas y castigaré a los jactanciosos, que son como los residuos de vino podrido, y que dicen para sí mismos: “El Señor no hará bien ni mal.” En otras palabras, rechazan al Señor porque no creen que él se preocupa por ellos. 13 Sus posesiones serán saqueadas y sus casas quedarán destruidas. Construirán casas pero no vivirán en ellas. Plantarán viñedos, pero no beberán el vino.
14 El gran día del Señor está cerca y se aproxima con prontitud. Será un día amargo, e incluso los guerreros clamarán en voz alta. 15 Será un día de enojo,§ La expresión de que Dios está enojado o lleno de ira es una imagen frecuente en los escritos proféticos, pero no debe entenderse de la misma manera que la ira humana. La ira de Dios no es emocional como una especie de “niebla roja” irreflexiva, sino una oposición de principios a todo lo que es malo. Dios usa esta ira para tratar de convencer a los que están equivocados de hacer lo correcto por su propio bien, no porque él “se enoje” y arremeta contra ellos. La ira humana es egocéntrica; la ira divina está centrada en el otro. un día de tribulación y angustia; un día de ruina y desastre; un día de oscuridad y penumbra, un día aciago con nubes negras; 16 un día de sonido de trompetas y gritos de guerra contra ciudades fortificadas y torres de vigilancia. 17 Traeré angustia sobre la humanidad, haciéndolos caminar como ciegos porque han pecado contra el Señor. Su sangre se derramará como una gran cantidad de polvo, y sus intestinos como el excremento. 18 Su plata y su oro no los salvarán el día de la ira del Señor. Toda la tierra será consumida con el fuego del celo* “Celo” cuando se aplica a Dios no es lo mismo que hablar de los celos humanos. Se refiere al fuerte deseo de Dios de que las personas lo sigan solo a él, ya que solo él puede salvarlos. Quiere una relación exclusiva porque sabe que cualquier otra cosa lleva al desastre. de su ira. Él se asegurará de que la destrucción de los habitantes del mundo sea repentina y completa.

*1.1 Probablemente el rey Ezequías, uno de los antiguos reyes de Judá.

1.3 Literalmente, “obstáculos,” lo que hace que el significado no esté claro.

1.4 Literalmente, “extenderé mi mano contra.”

§1.4 Implícito.

*1.5 O “Molec,” un dios pagano.

1.7 En este contexto, Israel es el sacrificio, y los babilonios son los “invitados.”

1.8 Literalmente, “los que se visten con ropas extranjeras.”

§1.9 Se debate sobre este significado. Algunos piensan que era una costumbre pagana (ver, por ejemplo, 1 Sam. 5:4-5). Otros lo vinculan con el siguiente versículo y lo ven como un deseo de robar a los pobres.

*1.11 Literalmente, “El mortero.”

1.11 Literalmente, “el pueblo de Canaán.”

1.12 En otras palabras, rechazan al Señor porque no creen que él se preocupa por ellos.

§1.15 La expresión de que Dios está enojado o lleno de ira es una imagen frecuente en los escritos proféticos, pero no debe entenderse de la misma manera que la ira humana. La ira de Dios no es emocional como una especie de “niebla roja” irreflexiva, sino una oposición de principios a todo lo que es malo. Dios usa esta ira para tratar de convencer a los que están equivocados de hacer lo correcto por su propio bien, no porque él “se enoje” y arremeta contra ellos. La ira humana es egocéntrica; la ira divina está centrada en el otro.

*1.18 “Celo” cuando se aplica a Dios no es lo mismo que hablar de los celos humanos. Se refiere al fuerte deseo de Dios de que las personas lo sigan solo a él, ya que solo él puede salvarlos. Quiere una relación exclusiva porque sabe que cualquier otra cosa lleva al desastre.