21
Palabra que vino a Jeremías de parte de Yahvé, cuando el rey Sedequías le envió a Pashur, hijo de Malquías, y a Sofonías, hijo de Maasías, el sacerdote, diciendo: Por favor, consulta a Yahvé por nosotros, porque Nabucodonosor, rey de Babilonia, nos hace la guerra. Tal vez Yahvé nos trate según todas sus maravillas, para que se retire de nosotros”.
Entonces Jeremías les dijo: “Dile a Sedequías ‘Yahvé, el Dios de Israel, dice: “He aquí que yo haré retroceder las armas de guerra que están en tus manos, con las que luchas contra el rey de Babilonia, y contra los caldeos que te asedian fuera de las murallas; y los reuniré en medio de esta ciudad. Yo mismo lucharé contra ti con mano extendida y con brazo fuerte, con ira, con enojo y con gran indignación. Golpearé a los habitantes de esta ciudad, tanto a los hombres como a los animales. Morirán de una gran peste. Despuésdice el Señorlibraré a Sedequías, rey de Judá, a sus siervos y al pueblo, a los que queden en esta ciudad, de la peste, de la espada y del hambre, en manos de Nabucodonosor, rey de Babilonia, en manos de sus enemigos y en manos de los que buscan su vida. Los golpeará con el filo de la espada. No los perdonará, ni se apiadará, ni tendrá piedad”.
Dirás a este pueblo: ‘Dice el Señor: “He aquí que pongo ante ti el camino de la vida y el camino de la muerte. El que se quede en esta ciudad morirá por la espada, por el hambre y por la peste, pero el que salga y pase a los caldeos que te asedian, vivirá y escapará con vida. 10 Porque he puesto mi rostro sobre esta ciudad para mal y no para bien”, dice el Señor. “Será entregada en manos del rey de Babilonia, y él la quemará con fuego”.
11 En cuanto a la casa del rey de Judá, escucha la palabra de Yahvé: 12 Casa de David, dice Yahvé,
‘Ejecutar la justicia por la mañana,
y libera al que es robado de la mano del opresor,
para que mi ira no se apague como el fuego,
y arderá de manera que nadie pueda apagarlo,
por la maldad de tus actos.
13 He aquí que estoy contra ti, oh habitante del valle,
y de la roca de la llanura’, dice Yahvé.
Los que decís: “¿Quién bajará contra nosotros?”
o, “¿Quién entraría en nuestras casas?”
14 Te castigaré según el fruto de tus obras, dice Yahvé;
y encenderé un fuego en su bosque,
y devorará todo lo que la rodea”.